Las precauciones con el amoníaco

976 38 68 84
Las precauciones con el amoníaco

Los trabajos de limpieza en Zaragoza por parte de empresas especializadas requieren en muchas ocasiones el uso del amoníaco. Este producto es uno de los mejores desengrasantes y quitamanchas que hay en todo tipo de superficies, pero también requiere que lo manipulemos con el mayor de los cuidados para evitar problemas en nuestra salud. Una de las cosas fundamentales que debemos saber es que el amoníaco se diluye en agua y no se mezcla con otros productos. Especialmente peligroso es su unión con la lejía, que está terminantemente prohibido.

Los trabajos de limpieza en Zaragoza con amoníaco requieren que consigamos una gran ventilación. Hay que tener en cuenta que al aspirar el mismo es cuando podemos tener problemas e irritación en la garganta, los ojos o las fosas nasales. También es muy importante utilizar siempre guantes y no entrar en contacto directo con el producto. Si el amoníaco entra en contacto con nuestra piel nos puede provocar graves quemaduras.

Sin una buena ventilación también podemos tener dolores de cabeza y cefaleas, mareos e incluso desmayos. Por estas razones es habitual que los particulares no usen este producto y dejen su manipulación a las empresas especializadas del sector que cuentan con personal cualificado y acostumbrado a utilizar este tipo de productos tan útiles y tóxicos a la vez.

En L'Alborada Limpiezas utilizamos productos como el amoníaco o la lejía en nuestros trabajos de limpieza. Contamos con personal experto y los mejores precios para la limpieza de oficinas, locales comerciales y casas particulares.